La importancia de la estimulación sensorial en las personas con autismo y síndrome de asperger

Desde que nacemos, la información que nos llega del exterior es nuestra primera fuente de aprendizaje. Si observamos detenidamente el desarrollo de un bebé en sus primeros meses de vida, vemos como comienza a girar su cabeza hacia la voz de sus padres, descubre sus manos y sus pies y, poco a poco, explora los objetos que puede alcanzar llevándoselos a la boca. Los órganos de los sentidos (ojos, oídos, nariz, lengua y piel) captan…

Seguir leyendo