INICIO DEL CURSO ESCOLAR 12 septiembre, 2019 – Publicado en: Familia, Familia, General, Habilidades Sociales, Habilidades Sociales, TEA – Tags: , , , , ,

por Gabinete Cetea

Antes de ofrecer unas orientaciones clave para un buen comienzo del curso escolar, es imprescindible recordar varios aspectos que definen a las personas con TEA. En primer lugar, no nos podemos olvidar de las dificultades que presentan para anticipar acontecimientos o situaciones novedosas para ellas. No les suele gustar las novedades, provocándoles malestar, incomodidad e inestabilidad emocional. En segundo lugar, hay que tener presente que ante situaciones vacías de actividad, espacios abiertos y momentos sin orden y poco estructurados, como recreos, cambios de aula, comedor y gimnasio del centro escolar, pueden aparecer conductas inadecuadas. También hay que tener muy presente que las personas con TEA comparten en mayor o menor grado dificultades para la interacción social y en Comunicación y Lenguaje.

Hay un amplio abanico de orientaciones, desde Cetea os recomendamos las siguientes por ser las más generales y básicas que se pueden llevar a cabo con facilidad y así propiciar un buen comienzo de curso escolar:

  • Ubicar a la persona TEA dentro del aula en un lugar alejado de las ventanas, zona de abrigos, armarios y puertas. Es recomendable que su mesa esté cerca del profesor o profesora. También es importante que a su alrededor haya compañeros o compañeras responsables que en ocasiones puedan ejercer de alumno tutor con la persona TEA.
  • Facilitarle un horario escolar distribuido por colores. Recomendamos que cada asignatura sea de un color y a ser posible que coincida con el color de la portada del libro. Por ejemplo, si el libro de Matemáticas es azul en el horario marcaremos de azul el espacio de matemáticas. Aconsejamos plastificar el horario y ponerlo en una zona visible para la persona con TEA. En muchos casos, el horario se pega en la parte delantera de la mochila, justo en la zona donde se abre y se cierra. Esto es de gran utilidad, ya que con un golpe de vista la persona con TEA sabe qué asignatura le toca en un momento dado y qué libro debe sacar de su mochila.
  • Organizar en casa todos los días la mochila indicando a la persona con TEA que se fije en el horario. Recomendamos mochilas con varios departamentos internos. Así en un espacio pueden ir los libros y cuadernos, en otro el estuche y en otro su almuerzo o merienda. También recomendamos estuches de cremalleras, donde todo el material este ordenado y ocupe un lugar.
  • Aconsejamos que los cuadernos sean del mismo color que las asignaturas. En la portada se pondrá el nombre de la asignatura que corresponde a ese cuaderno. También recomendamos que se usen marcapáginas de pegatina y de esta manera la persona con TEA sabrá por la página que debe continuar escribiendo o por la que tiene que empezar. 
  • Hacer uso de material visual bien en formato foto o pictograma para ir regulando su conducta (indicarle como debe estar sentado, debe levantar la mano para preguntar, no interrumpir, etc.).
  • Dar mensajes a la persona con TEA de manera individualizada sobre lo que debe realizar. Así aseguraremos su atención.

¿Habéis probado otras formas de orientar a los niños con TEA a volver al curso escolar tras las vacaciones? Os invitamos a compartir las ideas con nosotros, de modo que puedan ayudar a otras familias.